Reproducción de «Mujer con abanico» de Klimt

Ene 23, 2022 | Reproducciones | 0 Comentarios

Reproducción de Mujer con abanico de Gustav Klimt

Reproducción al óleo de «Mujer con abanico»

Hola a todos.

Hoy os traemos la reproducción de una obra del representante del modernismo y simbolismo austríaco, Gustav Klimt, «Mujer con abanico», uno de los cuadros más vendidos en Copiamuseo.

Lo hemos pintado al óleo sobre lienzo, montado en un bastidor de 100 x 100 cm y 4 cm de grosor, por expreso deseo de nuestra clienta, Miriam, a la que enviamos un saludo.

Miriam quería el bastidor de 4 cm, porque no deseaba ponerle marco.

Ya sabéis que el bastidor de 4 cm, no necesita ser enmarcado, porque va pintado. Se puede rematar como queramos, con tonos lisos o, continuando con la composición.

Esta vez lo hemos pintado continuando la composición, como podéis ver en la fotografía.

Reproducción de Mujer con abanico de Gustav Klimt

La composición

Es recargada, de hecho, Klimt no deja ni un hueco libre en el lienzo.

El cuadro es el retrato de una mujer que viste lo que parece un kimono, dejando su hombro izquierdo sin cubrir, esta es la sutil sensualidad de Klimt.

Como fondo y predominando los amarillos, klimt pinta lo que parece un tapiz con simbología japonesa, lo que pone de manifiesto el interés del artista por el japonismo o arte japonés.

Se puede ver en el cuadro símbolos como el ave fénix, en japonés Suzaku, que es una de las cuatro criaturas de la mitología japonesa, la flor de loto, que en Japón significa pureza, una grulla y un faisán dorado.

La mujer sostiene sobre su pecho un abanico desplegado.

Tiene colores vivos y alegres y como hemos comentado es una obra que gusta mucho.

Otra cosa que me gusta son las medidas, totalmente cuadrado, es un formato que también gusta mucho.

 

Historia breve del cuadro

La obra es del año 1918.

El 11 de enero, Klimt sufre una apoplejía, causa de su muerte cuatro semanas después, lo que impidió darle los últimos retoques al cuadro.

Cuando entraron en su estudio después de su muerte encontraron dos obras, «Mujer con abanico» en el caballete y «La novia».

El cuadro fue expuesto en Viena una sola vez, en 1920.

Fue propiedad del coleccionista de arte Rudolf Leopold, fundador del «Museo Leopold», posteriormente estuvo en Tokio y Cracovia, hasta que lo subastaron en Nueva York en 1994, por casi 10 millones de euros.

Todavía se investiga si la salida de la obra de Austria a los Estados Unidos fue legal, por eso se le ofreció a su actual propietario, una especie de inmunidad si cedía el cuadro para exponerlo en Viena en la «Galería Belvedere», donde se puede ver hasta febrero de 2022.

Pin It on Pinterest

Síguenos en las redes sociales

Comparte con tus amigos