Paul Klee

Abr 18, 2020 | Biografías | 0 Comentarios

Paul Klee fue un pintor expresionista nacido en Münchenbuchsee, Suiza el 18 de diciembre de 1879.

De padres músicos, Hans, profesor de música alemán e Ida, cantante suiza, en seguida le transmitieron al joven Paul su amor por la música, demostrando éste una predisposición innata. A los siete años ya tocaba el violín y a los diez lo hacía en la Orquesta de la Sociedad Musical de Berna. Pero, aunque sus padres insistían en la música, Klee no parecía estar cómodo, a él le interesaba mucho más dibujar y escribir. En la adolescencia sus dibujos eran ya muy buenos. En 1898 se mudó a Munich para estudiar arte, a partir de este momento trabajará el óleo, la acuarela, la tinta y el carbón.

Paul Klee

Continúa la formación y matrimonio

Paul Klee en Múnich, a parte de las técnicas ya mencionadas, estudió artes gráficas en una escuela privada, porque lo rechazaron en la Academia de Bellas Artes. Continuó aprendiendo y también estudió la técnica del aguafuerte y el grabado y cuando estuvo preparado, montó su propio estudio en el año 1900.

Al año siguiente en un viaje de seis meses por toda Italia con el escultor Hermann Haller, Klee quedó absolutamente impresionado con la luz, el color y sobre todo de la arquitectura de Florencia. No volvería a ser el mismo, su imaginación y su sentir como artista eclosionaría.

«El viejo fénix», grabado al aguafuerte, 1905.

Tras su regreso de Italia, Paul Klee vivió con sus padres, y se ganó la vida como pudo, tocando el violín, incluso como revisor. Mientras tanto continuó con su educación artística, estudió anatomía, realizó grabados, y estudió la obra de pintores como William Blake, Goya, Rembrandt o Matisse.

Durante los meses de mayo y junio Paul viaja junto con unos amigos a París para estudiar la pintura antigua, incluida la del romanticismo de Goya. En el Museo del Louvre y descubre por primero vez el impresionismo.

En 1906 Paul se traslada definitivamente a Múnich, y en septiembre se casará con la pianista Lily Stumpf, a quien conoció años atrás, un año después nacería su primer hijo, a quien llamaron Félix.

Durante el año Klee estuvo muy activo, presentó obras tanto en la Secesión de Múnich, como en la Secesión de Berlín, ambas asociaciones de artistas.

Paul Klee y la Blaue Reiter

En el invierno de 1911, Klee se une al «Blaue Reiter», un grupo de pintores expresionistas fundado por Wassily Kandinsky y Franz Marc. También pertenecían August Macke, Gabriele Münter, Marianne von Werefkin y Alexei von Jawlensky.

La traducción de Blaue Reiter al castellano sería El jinete azul. Ellos publicaban una revista a la que llamaron el almanaque, donde mostraban sus pensamientos y sus obras. Compartían su interés por movimientos artísticos como el cubismo y el fovismo.

La publicación del almanaque se pospuso para trabajar en las exposiciones. La primera tendría lugar entre el diciembre de 1911 y enero de 1912, Klee no expuso nada en esta primera exposición, sin embargo, en la segunda estuvo representado por 17 grabados.

Viajes

En su segundo viaje a París, vio mucha pintura, de Braque, Picasso, Matisse, pero ninguno llegó a impresionar a Klee como Robert Dalaunay. El concepto de color cambió profundamente, le llevaría a aplicar más color y a jugar con los contrastes tonales.

Túnez

En abril de 1914 viaja a Túnez con sus amigos August Macke y Louis Moilliet. Fue un viaje para trabajar, además Klee llevaba un diario del viaje en el que escribiría.

«El sol tiene un poder oscuro. La colorida claridad del campo promete. Macke también lo percibe. Ambos sabemos que haremos un buen trabajo aquí».

Egipto

Klee viajó a Egipto un mes en diciembre de 1929. Quedó prendado de sus paisajes, su luz y sus monumentos.

Esta época quedará plasmada en su trabajo, un ejemplo es «Necrópolis», de 1929, donde pintó varias pirámides superpuestas, y que se encuentra en La Alte Nationalgalerie, en Berlín, o «Fuego en la noche», un óleo sobre cartón que se encuentra en el MoMa, en Nueva York. Él se refirió en una carta a su mujer, comentando que le había llenado mucho más el viaje a Túnez.

Necrópolis, 1929

Al estilo de Kairouan

Después que conoce a Delaunay, además de intensificar colores, tiende cada vez más a la abstracción.

En este período pintó varias acuarelas, que consideró importantes para su trabajo futuro, y así escribió en su diario.

«El color me tiene a mí. No necesito apresurarme. Me tiene para siempre, lo sé. Ese es el significado de la hora feliz: yo y el color somos uno. Soy un pintor».

Después de su regreso de Túnez, tuvo lugar la primera exposición de la asociación de artistas de «La nueva Secesión de Múnich». Asociación que surgió de la Secesión de Múnich, La Sema y la Scholle, todas asociaciones de artistas. Paul Klee, fue miembro fundador.

Poco después, un gran horror azotó al mundo, la Primera Guerra Mundial.

Su amigo August Macke murió como soldado en Francia en septiembre de 1914 y Klee sería reclutado en marzo de 1916.

Principales exposiciones

La primera exposición individual de Klee se inauguró el 17 de mayo de 1920 en la galería Goltz de Múnich. Consiguió reunir la friolera cifra de 371 obras, entre óleos, acuarelas, dibujos y grabados.

La primera exposición individual de Klee en los Estados Unidos, fue en Nueva York, y la organizó la Société Anonyme Inc, una organización de arte fundada en 1920. La exposición constaba de 27 obras de Klee.

Para acceder a universidades, museos y poder realizar exposiciones y conferencias, fundó en 1924 una asociación que se había gestado unos años antes, Die Blaue Vier, (los cuatro azules). Paul Klee, Wassily Kandinsky, Lyonel Feininger y Alexej von Jawlensky.

Su primera exposición individual en Francia, fue en París en octubre de 1925, en la galería Vavin-Raspail.

Flor de otoño, 1922

Ad Parnassum de 1932

Trabajos como profesor

Entre 1920 y 1931 trabajó en la Bahuaus, una escuela de arquitectura, diseño, artesanía y arte fundada en 1919 y que sería cerrada por los nazis. Durante estos años estaría al frente de los talleres de diseño en oro y plata, vidrieras, calderería, orfebrería y textiles.

Después de ciertas tensiones en la Bahuaus con la dirección, en 1931 aceptó un puesto de profesor en la Academia de Arte de Düsseldorf, se encargaría de el curso de técnica de pintura.

Uno de los cuadros de la época de Düsseldorf, es «Ad Parnassum», que se encuentra en el «Muse de bellas artes de Berna», Suiza.

Últimos años y muerte

Después que los nazis llegaran al poder en 1933, Klee fue insultado y perseguido y tachado de degenerado, por supuesto por causa de su obra. Klee y su esposa tuvieron que ir a Suiza a y allí fueron tratados como emigrantes, ya que para considerarlos suizos había que vivir allí cinco años seguidos.

La paradoja es que en Alemania era un judío, y el Suiza era alemán.

En 1935 le diagnosticaron bronquitis y posteriormente su salud empeoró por una esclerodermia. Aunque estuvo unos años inactivo, pero a partir de la primavera de 1937 se reactivó su creatividad, usando lápices, pastel y tinta.

Gran parte de la obra de Klee fue confiscada por los nazis, y vendida a los Estados Unidos a través de el galerista alemán Karl Buchholz que tenía una sucursal en Nueva York.

A principios de 1939 fue organizada en Seattle una exposición de Klee, su obra fue considerada como un insulto al verdadero arte por las autoridades.

En abril de 1940 su salud se deterioró y murió el 29 de junio de 1940. La tumba de Paul Klee está en el cementerio de Schosshalden.

Su hijo Félix hizo grabar en su lápida un texto de su padre que traducido al castellano puede decir algo así:

«No soy comprensible en este mundo, porque estoy viviendo con los muertos y con los no nacidos, más cerca de lo habitual del corazón de la creación».

 

Pin It on Pinterest

Share this

Share this post with your friends