Murillo

Bartolomé Esteban Murillo fue un pintor del barroco nacido en Sevilla en 1617. Murillo pintó siempre con una gran sesibilidad, como su carácter, era una persona afable. Sus rostros eran redondeados y dulces.

Huérfano desde muy joven, comienza su aprendizaje en el taller de Juan del Castillo donde permanecerá cinco años.

En 1645, recibe su primer encargo importante, trece lienzos para el claustro chico del Convento de San Francisco de Sevilla, con mucho éxito, lo que propició la llegada de mas encargos. Su fama se extendió por toda España, hasta tal punto que, el rey Carlos II, invitó a Murillo a vivir en Madrid, pero reclinó la invitación. Son famosas sus Inmaculadas, precisamente pintando una de ellas, sufrió una caída, que provocó su muerte días después en 1682.


Mostrando todos los resultados (5)

Pin It on Pinterest